El Reino del Absurdo

La Catedral de Pinar del Río ¿Varadero?

Por Yoandy Izquierdo

Hace aproximadamente tres meses me encontraba buscando algunos presentes para enviar a familiares y amigos que residen en el extranjero. Quería que fueran algunos recuerdos de Cuba, y si los encontraba de Pinar del Río, mejor.

Leer más...

Complacer con placer

Por Yoandy Izquierdo
 
El domingo en la Terminal de Ómnibus necesité fraccionar un billete de 5 CUC y sin pensar que sería un problema me dirigí al establecimiento más cercano: una pequeña sucursal de la red Trimagen.

Leer más...

Sueños de niño

Por Armando Serpa
 
Hoy me siento triste, porque la realidad me ha hecho ver cómo se le ha roto el último de los sueños a mi amigo, con su muerte se ha apagado la última llama de esperanza que le quedaba y aunque me dé pena decirlo, hasta hoy no lo había comprendido nunca y por eso me creo un culpable más de lo que le ha pasado.

Leer más...

¿Qué compro con lo que gano?

Por Luis Cáceres Piñero
Hablando con un economista, le decía, que, de economía, lo que yo sabía era preguntarme: ¿qué compro con lo que gano? Él me respondió: esa es una forma primitiva de la economía. Y de eso se trata este artículo.

Leer más...

Con la vara que mides, ¿no serás medido?

Por Jesuhadín Pérez

Facultad de Derecho. Un alumno analiza con su profesor consultante las razones de su reprobación. El educador justifica la suspensión así:

… sus respuestas son correctas. Usted conoce lo que le preguntamos, pero utiliza –en sus argumentos– siglas, en vez de los nombres completos de los organismos y organizaciones mencionadas.

Leer más...

¿Sentido de pertenencia en propiedad estatal?

Por Luis Cáceres
Cuando conocí la propiedad privada, más bien me parecía colectiva, porque alcanzaba a más personas: el dueño de una farmacia no tenía que ser necesariamente también el dueño de una bodega ni del cine, o el de un ómnibus.
Había más dueños. Así giraba todo y funcionaba porque se producía con eficiencia.

Leer más...

¡Aquella Habana! Entre la nostalgia y la moraleja

Por Luis Cáceres
Image
Soy un pinareño que hace sesenta años tenía catorce, edad suficiente para recordar los tiempos que viví entre campesinos donde nací y también entre habaneros, pues La Habana fue el lugar donde vivió mi padre por más de treinta años, hasta 1970 que abandonó el país. Quisiera compartir con esos habaneros que hoy peinan canas, algunos recuerdos nostálgicos de la época que viví en aquella Habana junto a mi padre.
Amigo contemporáneo: ¿recuerdas La Habana nocturna con sus luces y anuncios lumínicos, que la hacían más bella de noche que de día?, donde no se iba la electricidad, ni faltaba el agua, que cuando para minimizar un hecho se decía: “¡Más grande es La Habana y se barre to´ los días!”. Así era de limpia nuestra capital.
Alguien me dijo una vez que con solo 8 centavos conocería una buena parte de ella con sus municipios.

Leer más...

52 años después

Por Luis Cáceres
El viernes 5 de agosto de 2011 fui al optometrista. Después de sufrir una cola desorganizada y de pie (sin donde sentarse), anotan los nombres de los que pueden ser atendidos el próximo lunes 8 de agosto, entre los que, por suerte, me encontraba yo.
Me presento el día señalado (lunes 8). Toman las medidas de mi visión y me dan una receta médica para mandar a hacer mis espejuelos.
Con la receta llegué hasta la óptica que queda cerca de mi casa. La primera respuesta de la que me atendió fue:
___“No hay cristales. Usted debe volver el día 23.

Leer más...

Todo por una muela

Por Luís Cáceres
Image
Día 29 de mayo: Fui a un policlínico por un dolor de muela, saco mi turno y me indican un tratamiento para aliviar el dolor.
Día 30 de mayo: El dolor continúa y vuelvo al mismo lugar. Me hacen el tratamiento en otras dos piezas, para tratar de localizar el dolor que parece ser un reflejo producido por otra pieza. También me recomiendan una radiografía para detectar la verdadera causa del dolor, pero tiene que ser al otro día, pues de noche no hacen radiografías.
Día 31 de mayo: Voy por la radiografía que me orientaron, pero al ver que nadie la autorizó, debo resolverla por medio de un favor. Cuando me la entregan, me dicen que ellos no pueden darle seguimiento al caso porque yo pertenezco a otro policlínico. Me dirijo entonces al lugar correspondiente (que queda a un kilómetro y medio de distancia) con mi radiografía. La analiza un especialista y detecta que no tengo nada en la muela que me duele sino en otra más afectada que es la que produce el dolor. Me indica la extracción, para la cual debo reservar un turno para el otro día, o sea, el 1 de junio.

Leer más...

Foto de 'a pie'

mons sirofront

Galería "Erniel Chacón"

chaconfront

Nuestro Blog

Blog

Síguenos: @convivenciacuba

twit

Nuestro Facebook

Facebook-Icon

Grupo Consultores

consultores

Presentación del Libro Ética y Cívica en Madrid

Presentación del Libro Ética y Cívica en Miami

De Cuba a Belén

decubaabelen